HISTORIA

La Asociación Talitha Kumi comenzó su funcionamiento en 1997 a raíz de un viaje de voluntarios segovianos a Cochabamba (Bolivia), cooperando para el desarrollo integral de los niños y niñas y sus familias del barrio de Santa Ana de Mayorazgo en Cochabamba, Bolivia.

Tras un estudio de la situación del barrio, surgió esta iniciativa de ayuda que se centró en la infancia y sus familias por varios motivos. El primero por ser éste un segmento de población muy débil y por lo tanto el que en mayor grado necesita de la ayuda, en segundo lugar por el convencimiento de que un apoyo integral a la infancia sostenido en el tiempo, no como un mero hecho asistencial, generará en un futuro no muy lejano hombres y mujeres capaces de cambiar su sociedad y romper el círculo de pobreza y explotación al que están sometidas sus vidas.

Desde el primer momento, un grupo de personas comenzó a hacerse cargo del proyecto. En primer lugar, se llevaron a cabo los trámites de legalización de la asociación, el desarrollo de los Estatutos, posteriormente fue el trabajo de la confección del Reglamento de Régimen Interno de la Asociación, que regula la vida de ésta tanto en España como en Bolivia, trabajo que realizamos en coordinación con la sede de la Asociación en Cochabamba y que se produjo en los primeros meses de 1998.

Desde su fundación la organización ha ido ampliando sus actividades así como las instalaciones de las que dispone el centro. En un primer momento las actividades realizados consistían en el apoyo integral a niños y niñas en situación de riesgo, ésta labor comenzó con 100 niños, superando en la actualidad los 250 de forma directa y tutelada. Se decidió ampliar el proyecto incluyendo una escuela infantil (kinder), que permite a las madres poder realizar otras tareas mientras sus hijos e hijas se encuentran atendidos.

Para poder seguir incrementando los servicios ofrecidos se adquirieron unos terrenos en el propio barrio y fue construido un centro propio.

Este centro supuso un gran avance en las misión de la organización, pudiendo incluir actividades con las madres como el taller de panadería, tejidos y repostería mientras de igual forma se fueron incluyendo nuevas áreas como la atención médica dental, dotación de insumos de higiene para los niños y niñas que forman parte del proyecto.